Conducir con calor

Cuando la temperatura del interior del automóvil supera los 24ºC, nuestras capacidades para conducir se ven negativamente afectadas, independientemente del nivel personal de tolerancia al calor. A más de 30ºC, los fallos del conductor aumentan un 20% y el tiempo de reacción se alarga un 22% . A 35ªC, los efectos son similares a una alcoholemia de 0,5 gr/l. El calor es causa concurrente en el 17% de los accidentes. Prepárate para una actuación preventiva.

 

Síntomas de calor excesivo

  • Aparición temprana de cansancio
  • Aparición temprana de somnolencia 
  • Disminuye la capacidad de atención, de asimilación de información y la agudeza visual (a 23ºC dejamos de ver el 3% de las señales, a 28ºC el 6%, y a 32ºC el 10%) 
  • Alteración de percepción de distancias
  • Reacciones más lentas y descoordinadas
  • Reacciones más agresivas, bruscas e impacientes
AdobeStock_171974005.jpeg

Cómo minimizar riesgos

  • El automóvil debe estar en perfecto estado. (¡ojo a la presión de neumáticos!)
  • Ventilar y refrescar el coche  antes de salir
  • A/C o climatizador entre 19 y 23ºC, evitando aire directo en cara y pecho
  • Duerme suficiente, nada de alcohol, tabaco, drogas ni medicación 
  • Planifica el viaje y las paradas, evitando las horas de mayor calor, evitando la noche
  • Mantén espacio en el coche, no lo sobrecargues de ocupantes ni cargas
  • Comidas ligeras y abundante agua, y bebidas estimulantes con discreción
  • Ropa holgada y de fibras naturales
  • Calzado ligero y cómodo pero ajustado
  • Gafas solares polarizadas. Quíteselas en túneles y zonas de sombrías
  • Niños en su sistema de retención, cómodos y entretenidos. NUNCA SOLOS.