¿Reinventado el BBS?


De BBS a LBS

En los últimos años, con la evolución de la gestión de la seguridad, estamos observando un incremento del interés de las empresas por implantar programas de Seguridad Basada en el Comportamiento o Behaviuor Based Safety (BBS) y también mucha confusión sobre que es un BBS, el objetivo que busca y las herramientas que tiene. Existen algunos detractores de los programas BBS, que tal vez por el desconocimiento inventan sistemas con nuevos nombres para cubrir las supuestas carencias de lo que ellos entienden por un programa BBS.

Qué NO es un programa BBS.

Un BBS es mucho más que hacer observaciones del comportamiento o tener conversaciones de seguridad. Estas acciones por si solas, sin una estrategia, sin una visión de donde se quiere llegar en seguridad, resultan artificiales. Es mucho más que modificar conductas, si estas observaciones o conversaciones se hacen sin actuar sobre lo que realmente mueve la actuación, las creencias y las emociones, los valores de las personas, son tremendamente ineficaces. Los trabajadores acaban perdiendo la fe en ellas y la dirección y mandos lo ven como una carga más en su trabajo, como el resto de tareas de seguridad. 

AdobeStock_212615637.jpeg




Qué SÍ es un programa BBS.

Es un sistema de gestión del comportamiento que implica a toda la organización y que transforma a las personas desde el origen de sus decisiones: SUS VALORES. Transforma sus creencias y trabaja sobre sus emociones, y crea una verdadera CULTURA  de seguridad de la organización. Un programa BBS tiene una palabra clave: LIDERAZGO, tanto es así, que podríamos llamarle Seguridad Basada en el Liderazgo (LBS), liderazgo en todos los niveles de la organización. El liderazgo transforma los valores de las personas y las personas transforman la organización.




Herramientas de un BBS.

Valores, emociones, liderazgo… Esto que parece tan etéreo se basa en cuatro herramientas muy prácticas que se aplican en el día a día, con resultados tangibles y medibles:

  • Compromiso de la Alta Dirección con la seguridad, visible y medible. Ven la seguridad no sólo como algo importante si no como algo que realmente aporta valor al negocio. Pasan de decir “estoy comprometido con la seguridad” o el clásico “la seguridad para mí es lo primero” a decir “dedico tiempo y esfuerzo en seguridad” y a dedicarlo realmente de forma eficaz.

  • Liderazgo de cualquier persona que tenga trabajadores a su cargo, cada líder creará su estrategia de seguridad en línea con la de la empresa. El líder sabe como influir en las personas que están a su cargo, conoce sus creencias, gestiona sus emociones, sabe como llegar al corazón de la seguridad. Este liderazgo lo demuestra cada día y se mide y se comparte.

  • Observaciones del comportamiento, como puesta en común entre iguales sobre como se realiza el trabajo que permite crear líderes en seguridad entre los trabajadores. Asumen la seguridad como un valor no como una prioridad y saben como influir en sus compañeros, como hacer de ellos otros líderes. Son líderes en seguridad dentro y fuera del trabajo.

  • Participación que fomenta la proactividad de los trabajadores, que pasan de “la seguridad es cosa de la empresa, ya hemos dicho mil veces que lo arreglen” a “la seguridad es nuestra responsabilidad”. Se crean o se potencian sistemas eficaces de comunicación de condiciones inseguras, near misses, acciones de mejora…, y sobre todo prácticos métodos de puesta en común de soluciones. El trabajador es el que mejor sabe como mejorar su propio puesto de trabajo y tener herramientas para que lo pueda mejorar es clave para generar una cultura de seguridad positiva.




Las cuatro herramientas del programa BBS se soportan en:

  • Medición con indicadores de liderazgo, de la calidad de las observaciones, de la eficacia de los sistemas de participación… Si un día viene el CEO de la empresa y le pregunta a usted como responsable de seguridad: ¿como vamos en seguridad? , podrá ver que pasan muchas cosas en la empresa y para su sorpresa son todas muy buenas. Estos indicadores ayudan a cambiar el enfoque de la seguridad, deja de ser el arma arrojadiza, la razón por la que los mandos reprenden a sus trabajadores y para éstos deja de ser ese elemento de protesta fácil. La seguridad siempre está presente con un enfoque muy diferente.

  • Colaboración y puesta en común de resultados de las observaciones, de las conversaciones de seguridad, de las razones que nos llevan a actuar de determinada manera, de los sistemas de participación, de cuáles son los asuntos de seguridad que realmente importan en cada una de las áreas… Se crean las dinámicas de puesta en común o se adaptan a los ya existentes en la empresa, que dinamizan permanentemente las cuatro herramientas clave.

AdobeStock_102892531.jpeg



Quién puede implantar un BBS

¿lo hacemos internamente? 

Existe siempre esta primera tentación, porque es un tema que llevan los de seguridad, pues que ellos lo hagan. Además tenemos los documentos y formatos que nos pasan desde corporativo, esto no parece difícil. Si usted tiene esta tentación o se lo han planteado desde la dirección de su empresa, hágase las siguientes preguntas:

¿somos expertos en la modificación de conductas?

¿conocemos las claves de como gestionar las emociones?

¿somos expertos en liderazgo?

¿somos expertos en habilidades de comunicación?

Con que responda NO a alguna de las preguntas, ya es motivo suficiente para contar con expertos en esta área. Nos hemos encontrado con muchas empresas que iniciaron así el proceso y tuvieron que abortarlo o reconducirlo. Retomar estos programas es más costoso que hacerlos bien desde el principio. Nuestra recomendación es que cuente con expertos en BBS, pero ahora nos surge la siguiente duda:




¿Quiénes son expertos en BBS?

Para estos programas son muy útiles diferentes perfiles y titulaciones, y cuanto más multidisciplinar sea el equipo, mejor. Especialmente necesarios son los psicólogos, muy convenientes los ingenieros…, y cualquier persona con un bagaje amplio en programas de mejora de comportamientos, programas de liderazgo o amplios conocimientos de habilidades de comunicación. Sí es necesario que tenga unos conocimientos sólidos de gestión de la seguridad y por supuesto unos valores de seguridad consolidados. No es necesario que sea un experto en el proceso de producción, sólo necesita conocerlo, pues estamos hablando de personas no de máquinas y procedimientos.




Espero que con estas reflexiones le ayudemos a encontrar la mejor solución para su empresa.